... la danza puede ser el idioma perdido de unos dioses, / la señal arrojada a la noche desde un faro hundido en el infierno, / la invitación a rugir de protesta y de odio contra el acabamiento humano, / la llamada al disfrute de placeres absolutamente baldíos, pero gratos por ello, / la plegaria burlona ante ídolos que perdieron todo su poder, / y son ahora piedrecillas azotadas por la danza... 

Gastón Baquero en " Rapsodia para el baile flamenco"  (1966)


...